Hoy fuimos a la Corte Suprema a entregar una Queja Disciplinaria contra 3 jueces de la Corte de Apelaciones que anularon arbitrariamente y usando mentiras un fallo que absolvia a 78 vecinos que participaron en la toma de banco Santander. Los guardias de la Corte patearon, cerraron las puertas y golpearon a varias vecinas. A la justicia de este país no le gusta que el pueblo venga a decirle en su cara que lo están haciendo mal. A pesar de eso ingresamos nuestra queja y volveremos pronto para saber si los jueces de la suprema sancionaron a los malos jueces. ARRIBA LOS QUE LUCHAN!!